jueves, 4 de febrero de 2016

El sheriff de Nottingham


El sheriff de Nottingham
Un juego de EDGE y Arcane Wonders

Hoy hablaremos de este juego relativamente nuevo que nos trae EDGE y que nos sumerge en una trama de engaños, corrupción y contrabando en Nottingham....

El juego consiste en que cada jugador es un mercader que tiene que traer mercancías a su puesto en el mercado, pero el príncipe Juan ha puesto una estrecha aduana para controlar que mercancías entran en Nottingham. Esta aduana está representada por el Sheriff que será interpretado por un jugador diferente en cada ronda.

La mecánica es muy simple, a cada jugador se le reparten 6 cartas de mercancía que pueden ser de dos colores: Verdes para las mercancías legales o rojas para las mercancías de contrabando. Con las cartas de mercancía restantes se forma un mazo de robo boca abajo y dos mazos de descartes de 5 cartas cada uno boca arriba. Es importante lo de los dos mazos de descartes, ya que el jugador puede escoger robar de cualquiera de los 3 mazos y descartar en cualquiera de los dos mazos de descartes.

Objetivo del juego: tener más puntos que nadie¿Como se consiguen puntos? Pues el valor en oro de las mercancías que tengas en tu puesto de mercado más las monedas que tengas en a tu disposición más los premios por ser el primero o segundo en tener más mercancías de un tipo.

Hay que diferenciar que durante cada ronda de juego hay dos tipos de jugadores, el Jugador Sheriff solo jugará en las últimas fases de cada ronda.

Los mercaderes para tener bien abastecido su mercado primero deben escoger que hacen con las 6 cartas de su mano, es decir, pueden descartarse de las cartas que quieran y luego robar hasta tener 6 cartas en la mano otra vez. Es importante saber que las cartas robadas del mazo de descartes tienen que ser en orden ( Si miras el mazo de descartes y ves que hay un queso que quieres en la 3º posición, deberás robar las dos primeras antes) y también debes saber que puedes robar de varios mazos, pero una vez que se roba del mazo de robar (El que está boca abajo) no podrás robar de otro. Cuando los mercaderes tengan otra vez 6 cartas, deberán dejar sus cartas descartadas en un mazo de descartes en el orden que ellos decidan.

El siguiente paso es meter la mercancía en su saco de transporte para que pase la aduana, pero hay que tener en cuenta que deberás meter en el saco de 1 a 5 mercancías, es decir, no puedes dejar el saco vacío ni meter toda la mano en el saco. Una vez se cierra el saquito no puedes rectificar su contenido, en este punto ya es propiedad del Sheriff.

Cuando todos los mercaderes entregan sus sacos de mercancías empieza lo bueno. Uno por uno y en orden, los mercaderes deberán declarar las mercancías que transportan (Pudiendo ser verdad o no) respetando siempre unas reglas básicas:
-Solo se pueden declarar mercancías legales, es decir, las verdes.
-Solo puedes declarar un tipo, la ley solo permite paquetes homogéneos...cosas del príncipe.
-Debes declarar el número exacto de mercancías que hay en el saco, es decir, si hay 4 cartas no puedes decir que hay 5 quesos.
Y deberán hacerlo mientras miran a los ojos al Sheriff, era el detector de mentiras de la época.

Como ya te imaginas, más de la mitad de las veces acabarás mintiendo al Sheriff... más de las que te imaginas.

Y aquí es cuando llega el turno del Sheriff. Tendrá un minuto por mercader para escoger que sacos y en que orden los registrará. Puede escoger el número de sacos que registrará pudiendo ser entre todos o ninguno. Cuando ya tenga decidido el orden y vaya a empezar el registro, el Sheriff puede amenazar al mercader para que le soborne a cambio de no investigar dicho saco (Estoy buscando a mi amigo parné ¿Han visto ustedes a parné por aquí?)

¿Que le puedes ofrecer al Sheriff a cambio de que haga la vista gorda? Cualquier combinación de oro, mercancías del saco, mercancías de tu mercado o incluso favores (Pero no mercancías de tu mano) Pero como en toda trama de corrupción, no hay honor entre ladrones, es decir, los favores solo son vinculantes durante la ronda actual, el las rondas siguientes no tienen que cumplirse. También puedes mentir al Sheriff diciéndole que le entregarás 2 quesos de tu saco, pero si en el saco no hay quesos no tienes que entregarle nada... hay que estar atentos con estos pillos.

Pero la última palabra la tiene el Sheriff, si no le gusta tu soborno o no le parece suficiente ( O ha hecho un trato con otro mercader que se ha fijado en lo que has robado) registrará tu saco y pasarán dos cosas:
-El mercader dijo la verdad y pone sus mercancías en su mercado, y el Sheriff deberá pagarle el precio de sanción de cada una de las mercancías (que viene indicado en la carta) a modo de disculpa.
-El mercader mentía y pondrá las mercancías que coincidían con la declaración en el mercado, pero el resto serán confiscadas y descartadas por el Sheriff que cobrará el precio de sanción de cada una de las mercancías al mercader a modo de multa.

"Que ballesta ni que ballesto, eso no es mio, no lo había visto en mi vida"

Si el Sheriff te dejó pasar por cualquier motivo, pon cada carta en el mercado pero las cartas rojas deberán ponerse boca abajo para que nadie sepa que carta es hasta el final de la partida (O tengas que usarla para pagar deudas).

Cuando todos los sacos han sido tratados como les correspondía, el primer mercader que jugó esta ronda ahora será el nuevo Sheriff y se repetirá el proceso de juego. Esto será así hasta que todos los jugadores hayan sido sheriff al menos 2 veces, en cuyo caso se acabará el juego de forma inmediata y se contarán los puntos acumulados de cada uno de los jugadores.

Existen varias modificaciones al juego propuestas por el mismo juego como aumentar la mano a 7 cartas o utilizar mercancías "Reales" que dan un poco más de jugabilidad pero que no he tenido el placer de probar.

En definitiva es un juego muy gracioso en el que tendrás que hacer malabares para no reírte mientras miras al Sheriff a los ojos y le mientes (con ternura) a la cara. Una experiencia única....

Es un juego bastante divertido, el arte del juego me encanta y lo de los saquitos me parece un detallado, pero aún así creo que el juego es particularmente caro para su contenido... y no es que sentirse como un empresario que hace trapicheos o un poli corrupto que acepta sobornos no sea una experiencia satisfactoria (El juego cumple lo que promete) pero sigue sin ser un juego, en mi opinion, que cueste tanto como piden.

En este enlace os dejaré las reglas por si queréis echarle un vistazo rápido antes de decidiros si lanzaros a comprarlo o si preferís guardaros el dinero para gastarlo en gominolas... allá cada uno con su dinero.

Y nada más gente, espero que os guste este pequeño tostón que os he dado sobre mi experiencia de juego y solo deciros que no dejéis de disfrutarlo.

Hasta pronto!