jueves, 22 de septiembre de 2016

Potion Explotion : "Tú conoces el negocio, y yo la química"


Aunque a muchos este juego les recuerda a un mago con gafitas y un palo largo yo soy más de los que piensan en un calvo con cristalitos azules, no se si será por la edad o porque veo demasiado HBO pero tanto como si eres de unos o de los otros lo cierto es que hay que decir que Potion Explosion es un juego altamente recomendable ¿Y por qué? sigue leyendo y lo descubrirás.

Empezando por el principio, Potion Explosion es un juego que ya solo con la presentación te tiene ganado. Cuenta con un dispensador de materiales que ¡Wow! a mí personalmente me dejó alucinado. Todo está muy claro, los ingredientes se colocan con sus respectivos colores y todo casa a la perfección haciendo del juego muy vistoso y simple, tan fácil que hasta los niños lo pueden jugar (Siempre y cuando no se traguen las lagrimas de unicornio)

¿Y cómo se juega? Pues es muy fácil. Nosotros seremos estudiantes de la clase de Pociones donde tendremos que conseguir buena nota haciendo nuestras pociones, un objetivo claro y sin dar lugar a líos.

En nuestro laboratorio tendremos dos infiernillos donde "cocinar" nuestras pociones y un matraz donde guardar los restos. Existen diferentes pociones con diferentes combinaciones de ingredientes y distinta puntuación, cuanto más complicada sea una poción más puntos dará (lógica pura y dura).

Para conseguir ingredientes, nos iremos al dispensador y cogeremos un ingrediente, lo que hará que los demás bajen. Si por casualidades del destino chocasen dos o más ingredientes iguales, se provoca una reacción encadena ( y si tienes suerte puede ser una cadena muy larga) explotando, lo que te recompensará con dichos ingredientes que deberás colocando en sus pociones dependiendo de su color. Cuando no puedas usar más... de vuelta al dispensador.

Ya solo con la mecánica de juego de FB como el Candy Crush engancha, en serio. pero además tiene una regla adicional, y es poder beberte tus pociones para obtener efectos adicionales que te permitan momentáneamente hacerte con más ingredientes y poder completar más rápido las pociones que aun permanecen en tu laboratorio.

Y ya está, una explicación corta, lo sé, pero es que no hay más. Una vez sepas que efecto tiene cada poción el resto es jugar a realizar grandes cadenas de explosiones y saber que el rojo va en el rojo y el azul en el azul. Un juego simple, sencillo y muy divertido (lo digo en serio, no me pagan por decir esto) que hasta los niños pueden disfrutar.

Y nada más gente, un abrazo y mucho Rol&Rock